«El dinero NO ES lo más importante en la vida»

Seguramente muchos de nosotros hemos escuchado esta frase:

O por lo menos alguna versión de la misma.

Al igual que la mayoría, también la escucho a menudo, según Robert Kiyosaky, quienes así se expresan están en una de estas dos situaciones: o tienen mucho dinero, o, tienen muy poco !!

Para el primer grupo, obviamente sus problemas no tienen que ver con la falta de dinero, ya que la alimentación, vivienda, seguridad, salud, etc. o, lo que en la pirámide de las necesidades de Maslow son las Necesidades B o básicas, están cubiertas hasta por demás y, sea cual sea la situación que se presente podrían afrontarlo sin ningún tipo de inconveniente económico; por tanto, su enfoque está en darle prioridad a aspectos que a lo mejor el dinero no puede comprar y que en esos momentos o a lo largo de su vida resulta importante.

Para El Segundo grupo, aquellos en los que sus billeteras, cuentas bancarias y bolsillos pasa la mayor parte del tiempo vacíos, o con escasos recursos económicos, podrían estar utilizando la frase como una «justificación» al no haber encontrado aún (si es que lo han estado buscando) el camino, la vía, la salida de esta carrera económica en la que han vivido o siguen viviendo. Generalmente en este grupo el tema dinero, es de preocupaciones que pueden llegar a generar estados de ansiedad o estrés ya que si apenas les alcanza para cubrir sus necesidades básicas, entonces si se presentase alguna calamidad fuera de lo previsto, como accidente, enfermedad, catástrofe tanto personal como familiar, ni siquiera desean imaginarse como lo resolverían y pueden incluso vivir con un permanente temor de que ocurran.

¿Te has hecho consciente de cuantas veces has escuchado frases como esta? O más aún ¿Sabes si tú mismo utilizas estas frases cuando hablas sobre dinero con familiares y conocidos? Particularmente y debido a mi preferencia en temas financieros cada vez me hago más consciente al escuchar tanto a mi misma como a los otros estas frases, especialmente si al decirlas hay una carga semántica, esto hace que inmediatamente entre en modo auto reflexivo, es apasionante para mí percibir como al ser una humana e incluso luego de conocer y aplicar los patrones y modelos de coaching, pasamos por alto que al apropiarnos de frases culturalmente aceptadas y en muchos casos «bien vistas» le seguimos dando significado desde nuestro propio nivel de entendimiento y deseo de aceptación social a las frases que escuchamos y luego las tomamos como ciertas, empezamos a repetirlas y en algún momento cuando ya las hemos confirmado el suficiente número de veces, se convierten en una realidad, claro como ya sabemos esto se convierte entonces en un marco mental (creencia) y que incluso puede estar sostenido en otras creencias desde la cual nos moveremos en el mundo del dinero, por eso es que si alguien se atreve a cuestionar la frase y dice por ejemplo: «el dinero es muy importante para mí» «todo se trata de negocios y de ganar dinero» «yo veo dinero por todos lados» entonces es momento de estar atentos a que sensaciones sentimos, como le llamamos, que etiqueta le ponemos a la persona… acaso pasa a convertirse en frío, materialista, calculador, inhumano, etc. (Lo sé, lo sé a ti no te pasa).

Aunque podría haber un tercer o cuarto grupo de personas que utilizan la frase, estos no entran en este análisis, y por lo que conozco la mayoría pertenece a uno de los dos grupos que he mencionado. Ahora tanto si estamos en el primero como en el segundo, ya sabemos que eso no nos convierte en mejores o peores personas, solo es la manera como hemos aprendido a encuadrar la frase, como hemos aprendido a creer que debemos percibir el dinero: algo no tan importante y hasta insustancial para nuestro espíritu, a la final se nos ha enseñado que lo que «realmente importa» no puede comprarse con dinero… OMG!!!

Y aquí viene la maravillosa oportunidad para explorarnos, para desafiarnos, para retarnos y obvio para empezar a salir de esa cómoda zona de aceptar realidades que a lo mejor nos están afectando… Que tal si nos damos el permiso de cuestionarla: ¿es «absolutamente» cierta esta frase?, ¿me es útil para desarrollar mi inteligencia financiera? ¿Como será mi vida económica en 2, 5 o 10 años más si sigo aceptando está verdad?…. por supuesto eso podría causar resistencia a nuestra mente, pero… ESE es el desafío ¿Lo aceptas? Espero que si!!!

Ing. Maritza Córdova C.

Neuro-Semántics Trainer & Meta-Coach
Móvil: (593) 99 223 4499
Ecuador

Leave a comment

Neuro-Semantics
Actualizando la excelencia. 


Copyright © 2019
.
ISNS, Latinoamerica.
Todos los derechos reservados.

Manzanas 56, P.B. Col. Del Valle, CDMX, MX.
contacto@neuro-semantica.com
01 800 333 5656