Solidaridad es la capacidad de entregarse a otros individuos pensando en estos como semejantes…. es compartir un hogar, alimentos, sentimientos, etc., etc. con otro ser vivo….

 Muchos hemos sido testigo y vivido más o menos de cerca «desastres» naturales como temblores, terremotos, inundaciones. Estos eventos dejan cientos si no es que miles de personas damnificadas, sin hogar, alimento, familias con integrantes que pierden la vida, etc., circunstancias que como parte de nuestro conocimiento en Neuro-Semántica, entendemos pueden hacer que las personas creen marcos mentales que los mantengan en su inminente necesidad de cubrir las necesidades más básicas, todo esto muy comprensible.

 Como humanos que percibimos y compartimos el dolor de estos eventos, solemos intentar «ayudar» inmediatamente de una u otra forma, como ejemplo: en el terremoto ocurrido en Ecuador, el sábado 16 de abril de 2016 y que dejó más de 25 mil personas damnificadas y compatriotas sufriendo, en las horas siguientes al suceso, el «país entero»se volcó para contribuir de una u otra manera a apoyarles: algunos se trasladaron al lugar de los hechos para trabajar en labores propias del desastre, otros contribuyeron con víveres, agua, ropa, donaciones, etc. etc.. La unidad se vivió a flor de piel y a cada momento, durante aproximadamente las siguientes 8 semanas.

 Ahora ¿como le llamarías a este tipo de solidaridad?, pensar sólo en los momentos inmediatamente posteriores al evento, ¿y luego de eso que?…

 Lo que propongo es que pensemos en la “solidaridad inteligente” ya que luego del evento natural, los días van pasando y la calma va llegando, considero tan importante, esto si es que no más importante que la “solidaridad” se mantenga ya que lo que viene para las personas afectadas podría ser mas desafiante que lo que vivieron los primeros días; por tanto, me permito aportar con algunas sugerencias, tanto para que la economía de tu familia NO se afecte, así como para que tu contribución sea lo más efectiva posible, y que podrían ser de utilidad durante los meses venideros y así vivir la solidaridad de manera que les apoye hasta que quienes están afectados encuentren el horizonte nuevamente, siempre y cuando ese sea tu decisión.

 Es muy probable que ya hayas contribuido, sin embargo la idea ahora es solidarizarte en los meses que siguen….. En primer lugar es necesario que te respondas a la pregunta: ¿deseo seguir contribuyendo en esta causa? Si la respuesta es SI…

 Entonces la siguiente pregunta es ¿a que grupo afectado voy a contribuir?, elige el grupo con el que te identifiques como bebés, niños, adolescentes, personas que perdieron el hogar, animales, ancianos o cualquier otro.

 Ahora la siguiente pregunta es ¿cuál es la mejor manera en la que puedo contribuir?… puedes escribir de 5 a 10 opciones, como mano de obra,  aplicación de patrones de PNL y NS, donaciones, agrupar personas para realizar actividades, las posibilidades son infinitas, lo importante es que elijas las que realmente estén en tu poder realizar y luego leerlas y escoger una o dos de ellas.

  Si ya escogiste la opción en la que deseas contribuir ¿a través de que grupo, fundación o institución voy a canalizar mi contribución?, nuevamente es recomendable analizar unos 3 o 5 grupos o instituciones por medio de los cuales tu aporte sería mejor canalizado, investiga que hacen, que necesitan y si lo que tu tienes para ofrecer es válido en ese lugar, compara y escoge una de estas instituciones.

Otras preguntas que pueden servirte son:

 ¿Por cuánto tiempo voy a contribuir? Lo ideal sería que te comprometas de 3 a 12 meses

 ¿Mi contribución será diaria, semanal, quincenal o mensualmente?

 Recuerda hay muchas maneras de contribuir y en muchas de ellas no necesitarás egresar dinero de tu billetera, sin embargo si tu contribución es alguna que incluya egreso de tu dinero y ya cuentas con un ahorro o fondo mensual en tu presupuesto para ayuda, esto no será problema para ti, pero, si no tienes ese presupuesto, entonces también es necesario que te preguntes:

¿qué cantidad de dinero voy a egresar en este acto de solidaridad?

 ¿qué área o áreas de consumos voy a reducir para esta contribución?

¿qué actividad económica que me genere un nuevo ingreso puedo realizar a fin de solidarizarme con esta causa?

 Luego de responderte a estas preguntas es ideal que finalmente te respondas:

 ¿aún deseo hacerlo?

 ¿cuál sería mi mayor intención en este acto de solidaridad?

Uno de mis mayores retos en eventos como este es entrar en el Estado que me sirve para evitar la lastima y así no ahondar más en la victimización a nivel mental de los afectados. ¿Cuáles serán tus mejores meta estados a la hora de contribuir? La Solidaridad es un sentimiento basado en metas o intereses comunes. Se refiere a los lazos sociales que unen a los miembros de una sociedad entre sí.

 #porunmundosolidario

 #solidaridadinteligente

Éxitos en tu contribución inteligente!!!

  

Ing. Maritza Córdova C.

Neuro-Semántics Trainer & Meta-Coach

 m.ccforever@hotmail.com

Móvil: (593) 99 223 4499

Ecuador

Leave a comment

Neuro-Semantics
Actualizando la excelencia. 


Copyright © 2019
.
ISNS, Latinoamerica.
Todos los derechos reservados.

Manzanas 56, P.B. Col. Del Valle, CDMX, MX.
contacto@neuro-semantica.com
01 800 333 5656